Poco después de comenzar nuestros estudios universitarios, allá por el año 2013, el mundo de los deportes eléctricos nos brindó la oportunidad de conocernos. Fue entonces cuando Jesús Ibáñez y yo, Juan Carlos Raimundo, lanzamos nuestro primer proyecto relacionado con el marketing online en el ámbito de la competición profesional de videojuegos.

Cuatro años más tarde, a medida que se acercaba el final de nuestro estudios, llegó la hora de elegir nuestro futuro profesional. Teníamos dos opciones, prolongar nuestros periodos de prácticas, haciendo los típicos trabajos rutinarios y poco exigentes que realizan los becarios, que en definitiva nos ayudarían poco a perfilar nuestras habilidades para labrarnos un futuro. O también podíamos dar un paso al frente y seguir nuestra pasión por el marketing poniendo en práctica todo lo aprendido durante nuestras carreras universitarias de gestión empresarial y las incontables horas que dedicamos a formarnos en mercadotecnia. Así es cómo surgió la idea de Millennial Seekers, como una oportunidad para perseguir nuestra pasión y aprender cosas que jamás lograríamos desde un contrato en prácticas.  

Ambos éramos conscientes de que los tiempos cambiantes han roto la dinámica tradicional publicitaria en todos los sentidos, especialmente para la generación millennial. Ya no basta con adquirir un anuncio en la televisión o el periódico, hay que crear y fomentar relaciones con los consumidores. Es fundamental buscar alternativas en el mundo del marketing para asegurar que los consumidores actuales y futuros de tu empresa permanezcan informados sobre lo que tu marca tiene que ofrecerles. Es la única manera de mejorar tus ventas.

Nos dimos cuenta de que muchas empresas, en todo tipo de sectores, no habían aplicado aún los cambios necesarios en sus estrategias de marketing para hacer frente a la transformación que está sufriendo la industria del marketing a raíz de la proliferación de la tecnología.

Con Millennial Seekers, buscamos poner nuestros servicios y conocimientos a disposición de empresas que quieran atraer jóvenes clientes. Trabajando codo con codo con empresas como la tuya, conseguimos anticiparnos a los cambios que experimenta la industria del marketing. Porque como dijo Heráclito  “Lo único constante en este mundo es el cambio” ¿Lo mejor no será prepararse?